OMExpo

Masiva asistencia al evento


Estos días se celebra en Madrid la Online Marketing Expo – OMExpo, uno de los mayores eventos de marketing y comunicación digital en España. La feria sirve de foro de encuentro entre empresas y clientes que venden y buscan los últimos servicios en el entorno digital: desde cómo ampliar las posibilidades de venta a través de Internet (el ya casi célebre e-commerce), a quién confiar la logística, cómo aprovechar el auge de las redes sociales y cuáles son, en general, las oportunidades de negocio en Internet.

Una de las conferencias más interesantes escuchadas ayer fue la de la responsable de la comunicación online de una gran marca internacional proveedora de café. Su estrategia va más allá del tradicional marketing con cifras de muchos ceros y se sitúa en un nuevo marco en el que lo fundamental es mimar al cliente, al consumidor final, convirtiéndolo en un actor más.

OMExpo 2

El mayor límite en el entorno 2.0 son las ganas de probar


El mundo 2.0 es eso, al fin y al cabo: de un mensaje teledirigido en vertical desde las altas instancias hacia el público general hemos pasado a plataformas horizontales en las que todos nos podemos situar al mismo nivel, todos creamos contenidos y vertimos opiniones. Cualquier usuario con medios gratuitos y muy fáciles de usar, con buenas ideas, claro, puede convertirse en líder de opinión y generar a su alrededor una comunidad de seguidores fieles mayor al de grandes empresas.

Aunque se escuchen voces críticas de censura, la democratización de Internet sigue en marcha, así como las posibilidades de enriquecimiento en plena crisis mundial. Todo está cambiando: la forma de consumir ocio, de generar información, de vender productos, de llevarlos de una a otra parte del mundo… de todo eso se hablaba ayer en OMExpo.

La asistencia al evento, en la que Halcourier está presente, es tan masiva que apenas se puede conseguir un hueco en las conferencias, a cargo de grandes profesionales. No sólo hay que limitarse a escuchar: todos, desde clientes a empresas, debemos empezar a probar, a experimentar por nuestra cuenta; ese parecía ser ayer el mensaje principal. No hay nada cierto aún en el entorno digital, es demasiado joven, pero lo que sí está claro es que el único límite que pone el 2.0 son las ganas de emprender, de probar para tener éxito o fallar, que tengamos nosotros.

En Haldia – Talentos como envíos de ida (y no de vuelta)
En Haldia – Preocupación mundial por el precio de la gasolina
Twitter Halcourier
En Pillamesipuedes.com – Santi Hernández, nuestro héroe de Moto2 para el CEV